Compatibilidad, navegadores, móviles y HTML5

“Si funciona en Internet Explorer 6 o 7, funcionará en todos los navegadores.” Microsoft tiene ya desde hace tiempo la dudosa reputación de andar detrás de todas las innovaciones y convenciones en el mundo de las páginas web y navegadores. El resultado es que todo siempre funciona desde el principio en Chrome, Safari y Firefox. Luego hay que emplear un buen rato en ‘reparar’ la página para que funcione en Internet Explorer 7 y 8. Cuando por fin hemos superado estas incomodidades con Internet Explorer 9 y 10, surge otra limitación para los diseñadores web: los móviles ‘smartphone’.

A partir de 2012 se prevé que la cantidad de visitas para páginas webs desde móviles supere las que se visita una web desde un ordenador normal. Quiere decir que ya no podemos negar la importancia del móvil y solamente diseñar para un ordenador.

Primero sobre Internet Exporer. Internet Explorer siempre nos ha causado quebraderos de cabeza. Un pequeño ejemplo: Se lanzó Internet Explorer 8 en marzo de 2008, sin soporte para CSS3: esquinas redondeadas (radius), sombras, soporte nativo para transparencia. En julio del mismo año salieron la primera versión de Chrome, Safari 4 y la versión 3.5 de Firefox. Todos aquellos tenían soporte para estos  aspectos de CSS3. Tardó casi tres años, hasta marzo de 2011, hasta que Microsoft estrenó el Internet Explorer 9 con compatibilidad con CSS3.

También era un problema que entonces, gracias a la hegemonía de Microsoft, la participación de Internet Explorer  8 en el mercado era la mayor. Los usuarios muchas veces no se daban cuenta de que existían mejores navegadores gratis, y los desarrolladores siempre tenían que hacer funcionar sus páginas web para ser compatibles con Internet Explorer.

En la actualidad, la cantidad de usuarios FireFox y Chrome en el mundo ya ha superado la de Internet Explorer, pero como ya hemos dicho: hay otro problema que es el móvil.

Los móviles tienen cada vez más compatibilidad con las últimas tecnologías, pero todavía no tienen comparación con los ordenadores normales. Antes teníamos que contar con las limitaciones de Internet Explorer, ahora tenemos que contar con las limitaciones del móvil, no sólo técnicamente, si no también en cuanto a diseño y el formato de la web.

Hay una oportunidad de resolver muchos de estos problemas de compatibilidad entre software y distintos dispositivos con HTML5. HTML5 es la última versión de HTML, el ‘lenguaje’ que es el estándar para las páginas web desde hace mucho. HTML5 hace posible insertar videos y audio en la página web con los ‘tags’ <audio> y <video> en vez de usar códigos de ‘embed’ o aplicaciones de javascript o flash. HTML5 va a hacer posible que no haga falta cargar aplicaciones externas para reproducir video y audio. Es un formato que está todavía en desarrollo, pero funciona ya en Google Chrome, Firefox y en móviles con Android y el IPhone. Otra vez más estamos esperando a que  Internet Explorer se adapte.